Argentina: La Corte de Tucumán ordenó liberar a “Belén”

Redacción La Tinta / Foto: Eloísa Molina
La joven se encuentra detenida hace más de 2 años luego de sufrir un aborto espontáneo y ser acusada de haber asesinado a su hijo recién nacido. La Corte dictó falta de mérito para la prisión preventiva.

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán ordenó esta tarde que Belén sea puesta en libertad. Los vocales Antonio Gandur, Antonio Estofán y Daniel Posse anularon la prórroga de prisión preventiva decidida por los tres jueces de la Cámara Penal N° 3 en la sentencia del 19 de abril de este año.

Los magistrados consideraron que la prisión preventiva no era necesaria ya que no existía riesgo procesal, tal como lo había solicitado Soledad Deza, abogada del caso de “Belén” e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

En consecuencia, el máximo tribunal dispuso que la Sala III de la Cámara Penal instrumente la liberación efectiva de Belén.

El caso

El 21 de marzo de 2014, la joven ingresó al hospital Avellaneda de la ciudad de Tucumán para consultar por unos fuertes dolores abdominales. Había tenido un aborto espontáneo de un embarazo que desconocía. De inmediato, la justicia ordenó su traslado a la cárcel de mujeres luego de acusarla de haber asesinado a su bebé.

En abril de este año, la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán la condenó a ocho años de cárcel por el delito de homicidio agravado por el vínculo.

La joven asegura que sufrió un aborto espontáneo cuando estaba en el hospital, adonde había concurrido sin siquiera saber que estaba embarazada. Su abogada, Soledad Deza, entiende que el tribunal dictó la condena sin tener pruebas, por lo que apeló la decisión ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia y solicitó el cese de detención.

Vale aclarar que la Corte aún debe fallar sobre la cuestión de fondo. El máximo tribunal tucumano podría anular la sentencia condenatoria si admite los errores que existieron en la etapa de instrucción, los vicios del procedimiento del hospital y la violación del secreto profesional por parte de los médicos que atendieron a la joven y que luego hicieron la denuncia policial.