Argentina:a 43 años del golpe, sus raíces y sus huellas

Fernando Coll / contrahegemoniaweb.com.ar
En la madrugada del 24 de marzo del año 1976, los militares argentinos desataron el enésimo golpe de Estado. No era un golpe más, no era obra de una facción militar, sino del conjunto de las instituciones castrenses con sus mandos a la cabeza, con el respaldo del capital nacional e internacional, de la totalidad de la burguesía nacional junto a sectores de las clases medias, de la mayoría de los políticos y de la iglesia. De la brutal y sistemática represión que se desplegó durante siete largos años de oscuridad y silencio, dan testimonio los 30.000 desaparecidos, los presos y torturados, los niños robados, los centenares de miles de exiliados y la práctica desaparición de toda una generación de luchadores.