En busca de absolución

Delia Ramírez / Foto: Curuguaty #AboslucionYa
En Asunción (Paraguay) el absurdo juicio por la Masacre de Curuguaty se encuentra en su etapa final. Se trata de un proceso plagado de irregularidades y connivencias entre los sectores de poder.

Los acusados son Juan Tillería, Alcides Ramírez, Luis Olmedo, Lucía Agüero, María Fani Olmedo, Dolores López, Néstor Castro Benítez, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Felipe Benítez, Felipe Nery Urbina y Rubén Villalba. Sobre este último recae con mayor saña todas las medidas arbitrarias, fundamentalmente por su trayectoria de militancia en la lucha por la tierra.

En esta etapa final del juicio oral, desde el colectivo ‪#‎AbsolucionYa‬ y el Movimiento 138. Colectivo de Resistencia Cultural (Argentina/Paraguay) han lanzado una nueva campaña para pedir absolución total de todas las campesinas y campesinos que hace casi cuatro años sufren las consecuencias de un proceso judicial que los ha mantenido retenidos, desarraigados, sin atención médica, alejados de sus familias, sin posibilidad de trabajar ni desarrollar sus vidas con plenitud.

La libertad de los sobrevivientes de la masacre es un paso fundamental para abrir la posibilidad de investigar y esclarecer lo que realmente ocurrió aquel 15 de junio de 2012 en las tierras públicas de Marina Kué.

En esta dirección, personalidades del arte, la cultura, los medios de comunicación y los derechos humanos de diferentes lugares se han tomado fotografías con  un cartel que dice “Es tiempo de Libertad” y reclaman la absolución de los campesinos enjuiciados. Ver álbum

La información sobre la mencionada campaña se puede hallar al poner “me gusta” en facebook: Curuguaty #AbsolucionYa; Movimiento 138

El informe sobre las contradicciones del juicio oral en curso, con videos, fotografías, audios e investigaciones sobre la masacre de Curuguaty los encontrarás en la web: www.absolucionya.wordpress.com

Motivos para pedir la Libertad de los campesinos y campesinas de Curuguaty:

-No existe ningún elemento para sostener una  acusación, un juicio, menos aún una condena. Los campesinos y campesinas son inocentes y son víctimas por el atropello sufrido en el 2012.

-El proceso judicial está plagado de irregularidades demostrando la parcialidad de los jueces y fiscales.
-No hay policías juzgados, solo campesinos. Es decir que solo se investiga la muerte de los policías con argumentos mentirosos.

-Desde el poder enquistado en el Estado ee pretende castigar a los campesinos por buscar tierra para vivir. El objetivo final es garantizar que los sojeros puedan continuar saqueando al pueblo paraguayo.

-Los campesinos no pueden ser acusados de invasión al inmueble porque por decreto presidencial de 2004 las tierras de Marina Kue fueron declaradas como “objeto de la reforma agraria”. Los campesinos se encontraban realizando los trámites para la obtención regular de la tierra.

¿Te acordas qué fue la Masacre de Curuguaty?


El caso conocido como la Masacre de Curuguaty o de Marina Kue fue un aberrante hecho ocurrido durante el desalojo en una comunidad en el departamento de Canindeyú, Paraguay el 15 de junio de 2012 en el que murieron en total 17 personas (11 campesinos 6 policías). Ese nada claro acontecimiento fue utilizado para desplazar al entonces presidente Fernando Lugo en un fugaz e ilegitimo “juicio político” y para intensificar una pertinaz campaña de criminalización y estigmatización sobre los campesinos que luchan por la tierra, en uno de los países más desiguales de América Latina.

La historia de concentración de las tierras en Paraguay es también la de la violación de los Derechos Humanos y, en ese contexto, la masacre de Curuguaty ocupa un capítulo especial y representa una herida muy abierta en América Latina.