Guardiana de los rios

Diego Castro / Ilustración: Deni Crapanzano
El pasado 2 de marzo se cumplió un año del asesinato de Berta Cáceres, mujer Hondureña, del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Su lucha, junto a la del pueblo lenca, en defensa de los ríos y de la vida toda sigue viva.

Queríamos recordar a Berta, esta hermana que se nos hizo íntima de solo escucharla. Hace un año, los de arriba la mataron pensando que con ello terminarían con su sencillez subversiva, con la claridad que solo da la firmeza y la madurez de una lucha ancestral, de una lucha por la vida. Escucharán a nuestra Berta, y en ella a los y las que sin descansar ni desesperar queremos la vida digna, como cada pueblo la quiere, no una, sino todas las formas de vida digna que los abajo decidan darse.

Al escuchar a Berta en este video, entenderán porqué la mataron, Berta era peligrosa, no descansaba, tampoco se desesperaba, tenía la serenidad rebelde que tienen quienes saben de dónde vienen, a dónde van, qué quieren, y en ese camino la vida misma, los dolores, los miedos, las dudas.

Berta vive en la defensa de todos los ríos, vive en el torrente subversivo de sus hijas de sangre y en las que sin saber fue pariendo con su lucha. Hermana Berta, aquí estamos, no nos rendimos, no nos vendemos, no nos entregamos, y lucharemos desde cada uno de nuestros rincones para hacer digna nuestras vidas, y con ellas la tuya.

¡Nos tienen miedo porque no tenemos miedo!