Jujuy: Santiago Seillant, preso por luchar contra la precarización

latinta.com.ar / Fotos: Prensa SEOM.
Desde el viernes 11 de agosto, Santiago Seillant, secretario del interior del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), se encuentra detenido en la localidad jujeña de San Pedro. Carlos “Perro” Santillán, secretario general del SEOM y referente de la Corriente Sindical y Social 1° de Mayo, comparte su opinión sobre esta creciente criminalización que sufren en el norte del país, producto de su lucha por mejores condiciones de trabajo y en defensa de una vida digna.

A través de un operativo encubierto, el viernes pasado levantaron a Santiago Seillant de la vía pública luego de haber participado el día anterior de una movilización contra la precarización laboral en Vinalito, donde la infantería reprimió a los manifestantes y detuvo a diez de ellos.

Este lunes se realizará una concentración a las 12 frente a la Casa de la Provincia de Jujuy en Buenos Aires, para exigir la liberación inmediata de Seillant y el cese de la persecución al SEOM.

—¿Por qué y en qué contexto detienen a Santiago Seillant?

—Nosotros venimos luchando por tres puntos esenciales para los trabajadores municipales, que planteamos hace tiempo, no sólo a este gobierno ni bien asumió, sino también al que pasó: en primer lugar, la desprecarización de más de dos mil municipales en toda la provincia. Cuando hablo de desprecarización, tenemos que pensar que son compañeros jóvenes, y jóvenes mujeres, que tienen de 18 a 25 o 30 años y que son contratados con contratos basura, en comisiones municipales de toda la provincia de Jujuy.

El otro punto que tenemos en discusión es cómo se jubilan nuestros compañeros y compañeras, con la miseria que se jubilan. Por eso también pedimos sentarnos en una mesa a discutir el 82 por ciento móvil. No creemos que tengamos que decir 82 por ciento sin propuestas; tenemos propuestas tanto para la desprecarización como para el 82 por ciento móvil. El tercer punto es el tema de la unificación de los sueldos de todos los municipales, aparte de cuestionar las paritarias, que no son paritarias acá en Jujuy, sino más bien una imposición del gobierno en función de los porcentajes que ellos quieren. Esos son todos los puntos que queremos discutir con el gobierno, pero no nos podemos sentar. Hemos pedido reuniones con el gobierno, hemos hecho de todo. Hay algunos municipios donde la gente no aguanta más y exige presencia de secretarios del SEOM y planes de lucha, como es el caso de Vinalito, donde vienen haciendo paro, e incluso tomaron el municipio.

Al no tener respuesta, salieron a la ruta, pero no los dejaron cortar; entonces decidieron realizar una manifestación hasta Libertador General San Martín, conocido porque allí está el ingenio Ledesma, de Blaquier. Ahí se produjo la represión donde quedaron detenidos diez compañeros y compañeras. A cinco de ellas las llevaron dentro de la zona del Ingenio, que como todos recordarán es donde los metieron a los compañeros de la noche del apagón durante la última dictadura. Estamos en un contexto difícil: a nuestros derechos cada vez se los escucha menos y si salimos a protestar nos meten presos.

—¿Dónde y en qué situación se encuentra detenido Santiago? ¿Qué perspectivas hay a nivel judicial y qué expresa su encarcelamiento en términos de la escalada represiva en Jujuy?

—La verdad es que ayer (por el viernes) pasamos una situación de desesperación, porque por tres horas no sabíamos dónde estaba Santiago. Convengamos que a él lo detienen sacando unas cuantas monedas de un cajero, en un operativo inusitado para lo que es en definitiva su detención. Se cierra toda una avenida donde está ubicada la municipalidad, al frente de la cual está el cajero, y unos treinta milicos de infantería son los que agarran a Santiago saliendo de él. Después de eso le perdimos el rastro y anduvimos con los abogados en su búsqueda. Santiago logró grabar que lo llevaban a San Pedro, por lo que nos fuimos hacia allá, recorrimos todas las comisarías y las brigadas, pero el compañero no estaba en ningún lado. Hasta que se dignaron, después de tres horas, a decir que estaba detenido en la Brigada de Investigaciones y que lo podíamos ver a partir de las seis de la tarde.

El fiscal José Blanco le comunicó esto a nuestros abogados, y a esa hora lo pudimos ver: estaba entero, con mucha bronca por lo que le hicieron, lo habían golpeado y tirado al piso, pero estaba bien. De ahí pedimos el traslado, porque estaba con 25 presos comunes. Lo verduguearon mal cuando entró, porque el milico que lo mete le dice a los que estaban ahí que Santiago era un “guaso”, que lo trataran como un “guaso”. Ustedes saben lo que significa entrar a una comisaría o a una cárcel con este rotulo. Pasó unos momentos difíciles y después de eso lo trasladaron a una comisaria. Ahora está mejor, acaba de desayunar y le han dado un colchón.

Las causas que tiene son por lesiones leves agravadas por el número, amenazas y el corte de ruta. Son tres causas que le meten y aún está en calidad de detenido.  Nos quieren inmovilizar, no es a Santiago Seillant a quien atacan: nos atacan a todos, saben que todos estamos judicializados, empezando por mí, que soy el secretario general y tengo siete causas, y todos los secretarios están encausados.  Saben que no nos vamos a callar y nos quieren hacer ver que con Santiago detenido, nosotros vamos a tener que virar esto de la denuncia de la precarización y toda la lucha que venimos teniendo por los puntos que los trabajadores votaron que peleemos. Nos quieren hacer cambiar de rumbo pero vamos a seguir luchando. Mañana tenemos un plenario de delegados que se va a trasladar a Plaza Belgrano, donde vamos a discutir medidas de fuerza, exigiendo no solo la libertad de Santiago, sino también que pare el estado represivo cuasi-nazi que se está produciendo en la provincia, que se pare la persecución a los que luchan y, por supuesto, la aparición con vida de Santiago Maldonado.

—Desde ya que no es un hecho aislado la detención de Santiago Seillant. Tal como mencionas, se enmarca en la represión del 10 de agosto en Jujuy y en la que viene padeciendo el pueblo mapuche hace tiempo en el sur. ¿Qué podes decirnos de la desaparición forzada hace más de 10 días de Santiago Maldonado y de la lucha de los pueblos indígenas contra el despojo y en defensa de sus territorios a nivel nacional?

—Creo que la lucha de los mapuches tiene que ver con lo que está pasando en la Argentina, la enajenación de la tierra a mano de extranjeros, particularmente en el sur, se viene dando de una manera increíble. Acá también, en el norte, las comunidades vienen denunciando la instalación de las mineras, y la situación que viven del despojo de sus tierras por las empresas transnacionales. Es una lucha que nosotros venimos apoyando hace mucho tiempo, y creemos que el pueblo argentino tiene que levantar su voz como lo hizo el viernes en la Plaza de Mayo.

Todos tenemos que estar consustanciados que tampoco es solamente Santiago Maldonado, que vuelven a tener la metodología de la dictadura, vuelven a apalear a los que quieren levantar la voz, vuelven a decir que es peligroso pensar distinto, vuelven con toda la furia a querer que lo que conquistamos con la lucha todos estos años en derechos humanos, lo borremos. Creo que estamos viviendo un momento de encrucijada donde estos tipos nos quieren avasallar a todos aquellos que no nos hemos sometido todos estos años, a todos los que no hemos tranzado, a todas y todos los que realmente pensamos que tiene que haber un cambio distinto y luchamos por el socialismo en Argentina. Nos quieren borrar y quieren que no levantemos nuestra voz. Estamos seguros que no nos van a callar, estamos seguros que van a seguir judicializando a los trabajadores. Por eso decimos: Santiago Seillant no es Santiago Seillant, sino somos todos los trabajadores que venimos denunciando la precarización laboral, los bajos salarios, el ajuste permanente y la enajenación de la tierra en el caso de los mapuches.

Estamos llamando para hoy a concentrar en Plaza Belgrano a las 10 horas, exigiendo la libertad de Santiago Seillant y la aparición con vida de Santiago Maldonado. Vamos a trasladar el plenario de delegados que teníamos de toda la provincia, a Plaza Belgrano y vamos a discutir las medidas de fuerza a seguir.

—¿Qué medidas están pensando para lograr que Santiago recupere la libertad y se desprocese a todos los luchadores y luchadoras?

—Estamos en contacto permanente con los compañeros y compañeras de la Corriente Sindical y Social 1° de Mayo, y también se han solidarizado con nosotros otras fuerzas fuera de la Corriente, para denunciar lo que está pasando en Jujuy, la criminalización de la protesta, la persecución de luchadores sociales y sindicales. Los compañeros nos hacen saber que van a concentrar este lunes al mediodía frente a la Casa de la Provincia de Jujuy en Buenos Aires, en Avenida Santa Fe 967. Espero que todas las organizaciones nos solidaricemos con lo que está pasando y no dejemos que crezca este momento represivo y fascistoide que está implementando el gobierno de Macri y particularmente el gobierno de Morales acá en Jujuy.


*Por Antonella Álvarez y Hernán Ouviña para La tinta.