Juntas y en las calles

Agustina Grenno y Victoria Furtado
Este viernes, por segundo año consecutivo mujeres de todo el país y la región saldrán a la calle a decir ni una menos. Sobre el por qué y las características de esta movilización conversamos con integrantes de la Coordinadora de Feminismos.

La noche era inhóspita, la llovizna no cesaba y el frío se colaba entre camperas y bufandas. Al frío exterior se sumaba el interior: de camino hacia el centro, la radio que sonaba en el ómnibus anunciaba el décimo feminicidio del año, otro número redondo en la cuenta del horror.

Llegamos a la dirección indicada. Ya puertas adentro, nos encontramos con un grupo de mujeres que se repartían tareas, afinaban detalles de la proclama y preparaban pancartas. Era la reunión de la Coordinadora de Feminismos. El calor de su bienvenida, pero sobre todo el de su lucha, templaron la gélida noche.

Sobre la marcha Ni una menos, que se realizará este viernes 3 de junio, conversamos con Florencia, Mirta, Marcela, Tatiana y María Noel.

¿Cómo surge esta marcha y por qué han decidido convocarla este año nuevamente?

Estamos convocando a movilizarnos nuevamente este 3 de junio, al igual que el año pasado, para luchar contra la violencia y el asesinato de mujeres.

Esta es una marcha que surgió a nivel regional y en Uruguay se realizó en distintos puntos del país. Si bien el año pasado se decía que era algo que venía desde los medios, lo cierto es que nosotras ya nos estábamos movilizando previamente a eso. En 2015 hubo 39 feminicidios y salimos casi una vez por semana a la calle para denunciar la violencia a la que las mujeres estamos expuestas. Entonces el 3 de junio fue para nosotras otra oportunidad para movilizarnos y decir basta.

Este año retomamos la fecha como un mojón más de la lucha contra la violencia hacia las mujeres y habrá movilizaciones no solo en Montevideo sino también en Soriano, Colonia, Maldonado, Paysandú, Durazno y Canelones.

Ustedes mencionaban esas movilizaciones casi semanales el año pasado. Ahora están convocando nuevamente a una marcha. ¿Desde la Coordinadora se entiende necesario que el feminismo esté más presente en las calles?

Nosotras creemos que sí, porque más allá de medidas que puedan impulsarse desde distintos ámbitos, como las tobilleras por ejemplo, a las mujeres nos siguen matando. El feminicidio es real, este año ya contamos diez mujeres asesinadas. Entonces consideramos que nuestra voz tiene que escucharse.

La impronta de la Coordinadora es estar en las calles todas juntas. Para eso nos dimos la herramienta de Feministas en alerta y en las calles. El año pasado nos movilizamos haciendo alertas luego de cada feminicidio, marchando por 18 de julio cada vez. Así que más allá de las fechas nosotras ya veníamos con esta impronta desde que se hizo el Primer Encuentro de Feminismos del Uruguay (noviembre de 2014). Ahí salió la idea de juntarse y hacer que nuestra voz se escuche, no solamente hacia la clase política, sino que la escuche la gente.

Es importante salir de la idea de que es algo que se soluciona nada más que con políticas centradas en lo que sucede dentro de cada familia. Somos todos responsables y tenemos que involucrarnos todos. No tenemos que ser más cómplices ni indiferentes cuando vemos que una mujer es víctima de violencia, es algo que no se soluciona dejándola sola.

Es un problema social, que hace a las raíces de las violencias a las que estamos las mujeres expuestas y eso no se soluciona con medidas, más allá de que algunas puedan colaborar. Necesitamos tomarlo socialmente, en todos los espacios, en los barrios, en las familias. La movilización también busca colaborar en ese sentido.

¿Creen que esto ha sido bien recibido? ¿Sienten que hay más mujeres involucradas, sumándose a la lucha feminista?


Lo más importante de todo esto es que las que están saliendo son las mujeres jóvenes. Para las que venimos del viejo feminismo lo principal es que esta movilización viene de esta camada nueva. Son las jóvenes las que dicen basta y las que están tomando esto con mucha responsabilidad y mucho coraje.

El salir a la calle, las alertas, las marchas son una forma de visibilizar todo esto, que se vea más en el día a día y que otras personas se puedan sumar. El encuentro en el espacio público permite eso.
 
Buscamos reivindicar al movimiento feminista como un movimiento popular, que venga de abajo y sea tomado por las mujeres que realmente sufren en carne propia estas violencias. Nosotras tratamos de activar en base a eso y ser nuestras propias voceras.

Vemos con alegría que hay efectos de las movilizaciones, que algunos sindicatos están empezando a tener sus comisiones de mujeres o comisiones de género. Ahora en las redes hay una campaña muy linda de las compañeras de Fucvam que están también sumándose a decir “ni una muerta más tampoco en las cooperativas de viviendas”.

Y de algún modo ha dado sus frutos. Los medios lo toman distinto, ya no se da tanto escuchar o leer que digan “crimen pasional” o “la mató por celos”. Se ha instalado el término feminicidio. Se está tratando de llevar estos temas más al ámbito público y político, no tanto a lo privado.

¿Cómo ha contribuido la Coordinadora en este proceso?

La Coordinadora es un espacio plural, somos varios colectivos y mujeres feministas. En el Primer Encuentro de Feminismos nos encontramos por suerte muchas, de distintas edades, de distintas trayectorias, de distintas formas de ver el feminismo y empezamos a las alertas que fue la primera actividad que nos fue nucleando.

Este año tuvimos la segunda organización conjunta del 8 de marzo, reivindicándolo como un día de lucha, también como un día para estar en la calle. Nos hemos movilizado el 3 de junio y el 25 de noviembre. Hemos hecho actividades de formación, de intercambio entre nosotras, pero sobre nos ha permitido coordinar, entre colectivos y mujeres militantes, actividades para salir a movilizar.

Es un espacio en construcción porque es muy joven todavía, muy heterogéneo por suerte, pero que lo consideramos necesario para ir haciendo todas estas cosas juntas más allá de nuestras diferencias y las dificultades para organizar lo organizado y lo no organizado.

Recordemos la convocatoria…


Este viernes 3 de junio, a las 18hs, en la explanada de la Universidad, concentramos para marchar hacia la plaza Libertad, en contra de las violencias machistas y con la consigna “Ni una menos. Tocan a una tocan a todas”.

Llamamos a todas las mujeres a que se movilicen, acá en la Coordinadora de Feminismos hay un espacio para todas, para que puedan participar, para que puedan organizarse con nosotras y en concreto este viernes estar todas juntas en las calles.

Una de las cosas que pensamos que puede ser una innovación es la proclama. Se va a entregar a las personas que vayan una copia y la leeremos todas. Deseamos compartir eso, va a ser una forma de horizontalizar y participar, porque nos pertenece. Pretendemos que todas las que vayamos, al unísono, leamos juntas la proclama del Ni una menos, porque tiene que ver con todas nosotras.