Las calles resisten al golpe: imágenes de la lucha en Brasil

Nota: Brasil de Fato / Fotos: Midia NINJA
Durante el lunes (29) y martes (30), miles de personas dijeron no al golpe en diversas ciudades brasileñas

Durante el lunes (29) y el martes (30), las calles de diversas capitales de Brasil marcaron el clima que acompañan las ultimas sesiones del proceso de impeachment de la presidenta Dilma Rousseff. En Brasília, Belo Horizonte, Rio de Janeiro, Curitiba, São Paulo, entre otras ciudades, recibieron diversos actos, que fueron organizados por los Frentes Brasil Popular y Pueblo sin Miedo, que reúnen movimientos populares y sindicatos, además de contar con la participación de personas autoconvocadas y colectivos de artistas, en respuesta a la ruptura del orden democrático.

En el domingo (28), en Brasília (DF), el Frente Brasil Popular levantó un campamento contra el golpe y en defensa de los derechos conquistados por los trabajadores y trabajadoras en los últimos años.

Además, mientras en el interior del Senado se desarrollan las sesiones, la Esplanada de los Ministerios fue el punto de encuentro de manifestantes que rechazan el proceso golpista. Durante la noche del martes (30), se realizó un acto multicultural que reunió a diversos sectores que rechazan el impeachment.

La actividad del martes (30), en Brasília, se cerró con una vigilia en el espacio aislado alrededor del Congreso Nacional, donde velas fueron cedidas como una metáfora de “iluminar la democracia”.

En São Paulo, los actos comenzaron el lunes (29) por la noche, cuando cientos de personas se reunieron en la Avenida Paulista [centro] para repudiar al proceso contra la presidenta electa democraticamente. La respuesta de la Policía Militar fue la represión, varias personas fueron heridas y otra fue detenida.

Durante la mañana del martes (30), el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) cortó algunas carreteras de ingreso a São Paulo. La jornada de lucha en São Paulo terminó con un acto, alrededor de las 20h, frente al edificio de la empresa de comunicación Folha de S. Paulo, para denunciar su complicidad con el golpe en curso.

En Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, los Frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, convocaron a actividades politico-culturales para denunciar la ruptura del orden democrático.

En Curitiba, capital de Paraná, los profesores convocaron a un acto en el centro de la ciudad, recordando un día histórico de lucha magisterial que fue marcado por la represión del 30 de agosto de 1988. Alderredor de 10 mil personas ocuparon las calles el memoria de aquel episodio y para manifestar el repudio a los golpistas del presente.