LO QUE DEJÓ EL CLAUSURA

Diego Varela / Foto wn.com
Al finalizar un campeonato todos pasan raya. Los grandes se quedaron con poco y nada, y dos chicos en blanco y negro van por la gloria, pero el final del clausura dejó mucho más.

Por la mañana, el Nacional del Guti venía de asegurar su puesto en la Copa Libertadores 2015 al vencer 4-1 a Fénix y quedarse con el tercer puesto de la tabla anual, superando a River Plate por diferencia de goles ante la paridad en puntos. Con los pibes de la casa, como le gusta a la parcialidad alba más radicalizada. Puntaje perfecto para el DT interino, gran formador de gurises, mejor pateador de penales en finales de América y aún mejor persona. Excelente elección de Ache.

Una fría (pero no tanto, más bien de esas de las que a los uruguayos nos gusta quejarnos nomás) tarde de domingo fue el escenario para la definición del Torneo Clausura.

Parque Batlle: En la Tribuna Olímpica, un señor de tupido bigote elige entrar en calor espetando palabras de reclamo a la Barra Ámsterdam por no respetar el himno y mira hacia todos lados en busca de adherentes a su causa aunque sin grandes resultados. Hace un par de años se hablaba de “el tapado de Juan Pedro”, pero el que se sospechaba había viajado hasta el interior del país para la ocasión era otra pieza de su colección otoño-invierno, concretamente el maletín. La vista estaba en la cancha pero los oídos en la radio, donde parecía residir lo trascendente. El team cerrolarguense se larga al terreno de juego con el descenso ya consumado en sus espaldas, y una coqueta camiseta celeste tono repartidor de garrafas. El adormilado equipo del religioso Jorge recibe el impacto de la apertura del marcador, pero responde rápidamente con una definición en cámara lenta de Aguiar. Como si haber iniciado la jugada del empate aurinegro tras entregar el balón no fuera suficiente, en el minuto veinticinco el alopécico Alejandro Acosta termina de hacer todos los méritos para convertirse en la primera incorporación mirasol de cara a la próxima temporada al rematar de primera un centro del T8ny de la gente y colocarla lejos del alcance de su propio golero, un gesto técnico que Nuñez viene intentando este desde que llegó a Los Aromos. Esperamos que hayas sacado apuntes, Carlitos. A posteriori, gol de Darío de volea y de derecha (no hay error de quien escribe, búsquelo en Internet si no me cree). Ovación generalizada para el que supiera ser ídolo en Gelsenkirchen y la convicción de que fue su último cotejo como profesional. Gracias por el fuego, ¡muy rico el asado, gladiador! Segundo tiempo: atención; ¡entra el Lolo! ¡Peñarol Inteligencia! ¡sale el Lolo! Cartulina roja y broche de oro para toda una carrera en la élite del balompié.
Se esperaban noticias desde Florida…

Maroñas: Tres goles de Sud América cuando corrían solo veintitrés minutos en Jardines hicieron pensar por un buen momento que el portafolio se había trasladado en un 110 Puntas de Macadam. Los de la curva dejaron la honra bien en alto al recomponerse y terminar empatando.

Belvedere: el dueño de casa y Cerro se están jugando una final por el descenso. Un doblete de Hectorromario liquida al negro de la cuchilla. ¿Ley del ex? Bueno, si, pero el diminuto ariete jugó en el 90% de los equipos inscriptos en la AUF, lo que le quita mérito. Mientas tanto, Chevagol observa desde su casa un documental en la RAI sobre sobre la historia del Lecce. El ambiente deportivo rumorea que estaría por firmar con Nacional en cuestión de horas. Fuentes bien informadas de Miami anuncian también la inminente caída de Fidel Castro en Cuba. El Liverpool de Palma se va a la B, insospechada situación para un equipo tan allegado al jeque del fóbal charrúa. Cosa juzgada: las mañanas de sábado parecen esperarlo celebrar sus cien años de vida.

Florida: no quedó ni un veterano, adulto, joven, niño ni bebé de la falange bohemia que no se tomara uno de los ómnibus hasta tierras de San Cono, nuevo feudo de El Tanque de Don Fredy. El entretiempo llega y el marcador no se había abierto. “¡Hay que ganar o ganar!” suponemos que habrán dicho varios wanderistas, sinceramente no estuvimos ahí y no le preguntamos a ninguno.
Minuto ocho del complemento: corner para el blanquinegro, jugada de pizarrón, remata el lateral Maxi Olivera y el esférico toma una extraña trayectoria que hace inútil el poco ortodoxo esfuerzo de Nicola Pérez (distinguido como mejor arquero de la prestigiosa Punta Cup 2008 según Wikipedia) por interceptarlo. El elenco vagabundo comienza a “traicionar su estilo” según reprochan varios cronistas, tras refugiarse en la defensa esperando los embates verdinegros, seguramente los mismos reporteros que esperaban que se los del Prado se comieran dos goles de contragolpe por seguir atacando para luego poder decir que “les pesó la responsabilidad en las que pesan y no supieron dar el paso decisivo”.
Cristóforo pasó llave a su valla, ninguna de las chances que generó el local quiso entrar, ¡y el Wanderers Wanderers campeón del clausura y ganador de la anual!

Pasando raya: ¿qué les queda a los grandes? Una temporada muy mediocre a nivel local y de las más tristes que se puedan recordar en el historial en el ámbito internacional. Sumando Sudamericana y Libertadores apenas ganaron dos partidos de dieciséis disputados. Los premios consuelo son la clasificación a la Copa Libertadores por el lado tricoparquense (decimonovena consecutiva), y el abultado 5-0 clásico para los carboneros. Por ahí nos quedamos.

El Uruguayo tendrá finalmente una definición entre equipos menores, el gran cuco de los periodistas deportivos y de la empresa de la calle Divina Comedia, que sabían algún día iba a llegar, está acá. El desenlace será en blanco y negro, pero no tendrá nada de antiguo, mas solo instituciones añejas con fútbol moderno. El color lo pondrán bohemios y franjeados en busca de su quinta y cuarta corona respectivamente. Ventaja deportiva para los dirigidos por el aclamado Alfredo Arias, que si salen triunfadores en el match semifinal, del cual debe salir un ganador forzosamente (alargue y penales), se habrá acabado la historia. De lo contrario, tendremos dos encuentros más donde se toma en cuenta la diferencia de goles ante la igualdad en puntos. La cita es el domingo a las cuatro de la tarde (Defensor Sporting prestará su coqueto escenario). Más de un hincha de cuadro grande resentido dirá que el cine o los burros son mejor plan, pero desde estas líneas invitamos a que toda y todo aquel y aquella que guste del fútbol, se enrosque la bufanda al cuello y no se lo pierda. Cuando el colegiado pite el saque inicial, lo que pase allí en el verde césped del Parque Rodó será historia pura, y usted lo podrá contar…

Etiquetas: