Movilizaciones en Brasil tras suspensión de Dilma Rousseff

Brasil de Fato / Foto: Fabio Rodrigues Pozzebom
Luego de que el Senado admitiera (con 55 votos a favor y 22 en contra) el pedido de juicio político contra Dilma Rousseff, apartándola por 180 días del cargo, los movimientos populares organizan protestas contra la gestión interina del hasta entonces vicepresidente Michel Temer

Las organizaciones que componen el Frente Pueblo Sin Miedo promovieron un acto contra el presidente interino Michel Temer, proveniente del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), este jueves en la capital paulista. La concentración bajo la premisa “¡Temer jamás! Resistir en las calles por derechos”, se inició a las 17 hs en el Museo de Artes de São Paulo, en la Avenida Paulista, región central de la ciudad. Guilherme Boulos, de la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) e integrante del frente, viene afirmando que los movimientos permanecerán en “movilización permanente”.

El Levante Popular de la Juventud, en conjunto con otras entidades que se articulan en torno al Frente Brasil Popular, organizan manifestaciones –bautizadas como “Cunha en la cárcel y fuera Temer”- en frente a los escritorio políticos del PMDB. Están confirmadas manifestaciones en las sedes del partido en 16 estados de Brasil: Amazonas, Bahia, Ceará, Minas Gerais, Paraíba, Pará, Pernambuco, Paraná, Piauí, Rio de Janeiro, Rondônia, Rio Grande do Sul, Rio Grande do Norte, São Paulo, Paraíba y el Distrito Federal.

“Son dos ideas centrales. La primera, denunciar el golpe institucional, que acaba de pasar una nueva fase, y exigir la salida de Temer: él fue electo para ser vice, no para presidente. La segunda, pedir la prisión de Eduardo Cunha, cuya corrupción es comprobada”, explica Laryssa Sampaio, del Levante en San Pablo.

Durante la sesión de votación en el Senado, los parlamentario críticos al impeachment también prometieron una “dura oposición” a Temer. “Yo no tengo dudas de que, para la Historia, eso será tratado como un golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Están dando ese golpe porque el programa de ellos jamás ganaría una elección. No reconoceremos a Temer, él es el primero en asumir la Presidencia con la ficha sucia e inelegible”, afirmó Lindbergh Farias (PT-RJ), que comparó la situación de Dilma con la oposición sufrida por Getulio Vargas y Juselino Kubitchek (ambos presidentes depuesto en las décadas del 50 y 60).

Con la decisión tomada en esta madrugada, el proceso vuelve a la Comisión Procesual del Impeachment en el Senado, iniciándose la fase de instrucción del juzgamiento. A partir de ese momento, los procedimientos serán dirigidos por el presidente del Supremo Tribunal Federal.

Durante los trabajos en el Senado, cualquier cuestión de orden o duda que no sea suficientemente sanada por Lira, deberá haber un recurso dirigido a Lewandowski. También cabe al ministro presidir la sesión final, en el plenario del Senado, en que la presidenta será definitivamente juzgada por los senadores –la segunda votación–, en la cual los parlamentarios se posicionaron sobre la casación de Dilma.