Registran un incremento del 300% en áreas devastadas por incendios en la Amazonía

Brasil de Fato
La destrucción de la selva en 2019 ya supera el total de focos de incendio registrados durante todo el año pasado

El volumen de áreas incendiadas en la Amazonía en agosto de este año representa un incremento del 300% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe por sus siglas en portugués).

El último mes los incendios destruyeron 24.944 km² de la selva mientras que en agosto de 2018 fueron 6.048 km² de áreas devastadas. Tras el incremento de los incendios, el área devastada en la Amazonía este año – hasta el momento – es de 43.573 km², más que el total en 2018, equivalente a 43.171 km².

En los primeros días de septiembre, los sistemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe) registraron aproximadamente mil focos de incendio.

Los municipios con más focos de fuego son los que más sufrieron con la deforestación este año. El municipio de Altamira, en Pará, fue lo más afectado con 3 mil focos de fuego hasta el momento, seguido por Corumbá, en Mato Grosso do Sul, São Félix do Xingu, en Pará y Porto Velho, en Roraima, con 3 mil focos de fuego en cada uno.

Brasil vive la quema más grande de los últimos cinco años, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe). Los ataques y declaraciones del presidente Jair Bolsonaro a las políticas ambientales, a los ambientalistas y órganos de fiscalización ambiental incitaron una acción de terratenientes de la región amazónica a comienzos de agosto, cuando realizaron un “día del fuego” a los márgenes de la carretera BR 163.