Siete muertos y varios heridos en ataque de la policía a los maestros movilizados en México

María Domínguez (Desinformémonos, México)
Oscar Aguilar Ramirez, Andrés Sanabria García, Anselmo Cruz Aquino, Yalid Jiménez Santiago, Oscar Nicolas Santiago, Omar González Santiago y Antonio Pérez resultaron muertos durante la represión policiaca contra el magisterio y población en general, este domingo en Asunción de Nochixtlán, Oaxaca.

Los siete son vecinos y simpatizantes del movimiento magisterial, confirmó a Desinformémonos Agustín Chávez, miembro de La Mixteca Radio, de la ciudad de Tlaxiaco, testigo del ataque, quien señaló que el Ministerio Público Luis Fernando Cotero Canceco, señaló que únicamente tienen en el depósito cuatro cuerpos, por los que la población está en la búsqueda de los otros tres. 

Chávez informó que la llegada de la Policía Federal ocurrió desde la madrugada de este domingo, con el arribo de helicópteros y autobuses con cientos de elementos de seguridad a la zona, donde les fue permitido el aterrizaje en el rancho propiedad del presidente municipal Daniel Cuevas Chávez y de su hermano, el diputado local electo, Herminio Cuevas Chávez, del Partido Revolucionario Institucional ambos (PRI).

A las 8 de la mañana, relata el entrevistado vía telefónica, empezó la represión hacia los maestros y padres de familia que mantenían el bloqueo intermitente de la carretera, como protesta por la imposición de la reforma educativa y el encarcelamiento de los secretarios general y de organización de la Sección veintidós de la #CNTE.

La Policía Federal, afirmó el testigo, utilizó armas de fuego, además de gases lacrimógenos y explosivos, por lo cual se presume que las personas fallecieron a consecuencia del ataque directo de los elementos de seguridad.

Los cuerpos de los occisos fueron trasladadas a la funeraria Díaz, donde la Fiscalía General del Estado pretende realizar las necropsias de ley.  Maurilio Santiago Reyes, del Centro de Derechos Humanos de Asesoría a Pueblos Indígenas realiza las gestiones a petición de los familiares de los fallecidos, para que puedan participar en el proceso de la necropsia y estén presentes médicos independientes.

Las personas heridas se encuentran en el atrio de la iglesia, a donde se están concentrando médicos de la región y personas que colaboran en su atención. También es el sitio donde se está recibiendo acopio de medicinas, material de curación, agua y alimentos.

El ataque de hoy, indicó Agustín Chávez, “han enardecido a los habitantes de la región, quienes al enterarse de lo que estaba sucediendo y bajo la complicidad del presidente municipal, prendieron fuego al edificio del Ayuntamiento.  Vecinos de Tlaxiaco y Yanguitlán se han organizado en contingentes que se desplazaron de inmediato a Nochixtlán. Se formaron también brigadas de jóvenes que recorren diferentes puntos de la zona para vigilar.

 

Nota publicada originalmente en www.desinformemonos.org.mx