Una Herramienta de 20 años

Carlos Santos / Foto: Unidad de comunicación y publicaciones - FCS
Días atrás se celebró en Montevideo el aniversario 20 de la Revista Herramienta, con la presentación del Nº 59 y una conferencia a cargo de Miguel Vedda. Quedó clara la necesidad y oportunidad – en los tiempos que corren de un espacio editorial destinado a la promoción del debate y el pensamiento crítico.

A comienzos de la segunda mitad de la década del noventa en Buenos Aires surgió un emprendimiento editorial nucleado a partir de la iniciativa de llevar adelante una publicación períodica de “debate y crítica marxista” -autodefinida así- en el contexto del auge del neoliberalismo en los países del Conosur y en términos globales ante la consolidación de la hegemonía norteamericana y el ocaso del llamado socialismo real.

El muro que se erigió en ese contexto al pensamiento crítico en general y al marxismo en particular fue contundente, tanto en el plano académico como en el social-organizativo. Sobre ello coincidieron tanto Nancy Espasandín -uruguaya- como Miguel Vedda -argentino-, integrantes del Consejo de Redacción de Herramienta y participantes de la mesa que se desarrollo en el salón de actos de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, en Montevideo.

Gerardo Sarachu -docente de la Universidad de la República que moderó la mesa, sostuvo que una de las claves para entender la vigencia y la actualidad de Herramienta como espacio editorial, de reflexión y debate, es la apertura al pluralismo. “Un plularismo que no debe entenderse ingenuamente -sostuvo Sarachu- sino que parte de un compromiso social y político que se constituye como tal alejado de cualquier sectarismo”.

Ese pluralismo -señaló el comentarista- se construyó “no como falta de posición, sino como un pluralismo posicionado dentro de las diferentes vertientes y tradiciones del marxismo” y en diálogo con los movimientos sociales y los protagonistas de la luchas y los procesos sociales.

En diferentes sentidos, los integrantes del panel coincidieron en que este vínculo -con actores y movimientos sociales- contribuyó a reconocer los propios límites de la contribución académica a la lectura de la realidad, reforzando la necesidad de que el pensamiento crítico se construya en diálogo  tanto con los autores canónicos del pensamiento de izquierda como con los protagonistas de las iniciativas de transformación social.

En ese sentido, Sarachu señaló que herramienta ha contribuido a “enriquecer la mirada” y a ensayar novedosas maneras de “posicionamiento, conocimiento y compromiso, como desafío para todos los intelectuales críticos”.

En su intervención, Sarachu compartió un fragmento de la editorial del primer número de la Revista Herramienta, publicado en 1996. La presentación de aquel número decía “cuán gigante aparece el capitalismo ante los trabajadores al llegar el fin de siglo” advirtiendo al mismo tiempo que “la imagen vigorosa del capitalismo no nace de sí mismo: surge hoy, ante todo, de la extrema confusión reinante en las filas de la clase llamada a ser su sepulturera, esa clase de cuya fuerza y voluntad depende su propia liberación, y la liberación de la humanidad”. Sarachu conectaba ese diagnóstico con la situación actual señalando su vigencia y -por supuesto- su complejización por los procesos sociales que se han registrado desde entonces.

Además de recordar el derrotero de estos 20 años de la publicación, la instancia fue oportuna para una conferencia a cargo de Miguel Vedda titulada “Esplendores y miserias de los intelectuales críticos”, recuperando el título de un artículo de él mismo incluido en el N.º 59 de Herramienta, que incluye un dossier titulado “Los intelectuales hoy: balances y perspectivas”, que incluye artículos y revisiones sobre el papel de los intelectuales en América Latina, con énfasis en los procesos de Argentina, Brasil y México.

La actividad fue organizada por Revista Herramienta y por el Grupo de Estudios del Trabajo de la Facultad de Ciencias Sociales y contó con la convocatoria de Zur.