Una historia para tratar de entender. Comunicado del EZLN

Zur / Foto Eric Lazo
La vocación pedagógica del zapatismo sigue abierta. En un nuevo comunicado especialmente dirigido a quienes tienen dudas, pero han sabido escuchar y sobretodo no juzgar, desde el EZLN se explica la genealogía, las razones y las expectativas propias de la propuesta que hoy ya es del CNI. Un texto tan largo como bello, que narra, con el humor y la paciencia zapatista, el modo en que la propuesta se dialogó y se viene discutiendo.

Retomando parte de sus pasos y osando nuevamente la iniciativa de lanzar futuro cuando todo se llena de imposibilidad, el EZLN muestra el detrás del telón de la gestación de la propuesta de conformar un Concejo Indígena de Gobierno y la presentación de una mujer indígena a las elecciones presidenciales de 2018. En este nuevo comunicado se hace transparente la evaluación mínima de cada movimiento a dar y se expresan sin medias tintas los fundamentos de la misma.

Los cuestionamientos y ataques que recibieron con racismo y desprecio ya fueron respondidos días antes en otro comunicado que es duro tanto con el espectro de la política institucional, como con la intelectualidad que no entiende o no quiere entender. Pero asumiendo que quienes fueron más desconcertados y quienes están mas en el plano de la interpretación, pero no de decisión, son quienes integran la Sexta nacional e internacional, este comunicado busca dar cuenta de las dudas propias, para despejar la ajenas. Es un comunicado para todos y todas quienes tengan “idénticas inquietudes y parecido empeño”, según dicen.

Aunque bien dicen que a veces aclarar oscurece, en este caso se insiste en explicitar algunos elementos que más han suscitado dudas. Uno de ellos refiere a la reaparición del personaje más reconocido por la prensa, el Sub Galeano. Pese a un nuevo momento de visibilidad, se aclara cual es su lugar, que no es de vocero, sino de chivo expiatorio. También se insiste en el lugar del componente electoral para el zapatismo, sintetizado en una frase: "Nuestros sueños no caben en las urnas, pero tampoco nuestras pesadillas”. Y los sueños de terror aparecen nominados en formas de preguntas que se abren para el contexto mexicano, pero que como todas las provocaciones zapatistas bien caben para la reflexión en otras geografías.  Ejemplo claro de ellos es el lugar de las mujeres, en el marco de una nueva ola de lucha que busca impugnar y poner freno a las violencias recibidas: “¿Qué ha pasado en este sistema que vuelve “natural” y hasta “lógico” (“sí, ellas se lo buscaron”, dice la sociedad entera) ya no sólo la violación, también el secuestro, la desaparición y el asesinato de mujeres? Sí, mujeres”. Pero no faltan las preguntas sobre los límites y la obscenidad de los partidos políticos, sobre las atrocidades que no aparecerán en ninguna campaña: "¿Dónde está la casilla electoral para que ahí se exprese la explotación, la represión, el despojo y el desprecio a los pueblos originarios? ¿Dónde cabe todo eso?(...) ¿Qué encuesta toma nota de la destrucción de la Tierra? ¿Por quién votan las aguas contaminadas, las especies animales acorraladas hasta la extinción, la tierra estéril, el aire sucio? ¿Dónde se deposita la boleta de un mundo agonizante?"

Las interrogantes no se cierran con la propuesta presentada, sino que quieren ser presentadas descarnadamente, como pesadilla que se cuenta al despertar para exorcizar y reconciliar el sueño tranquilo.

Pese a las dudas, algunas certezas siguen vigentes, enumeradas en una lista de negaciones: ni el EZLN como organización ni ninguno/a de sus integrantes va a participar por cargos, no serán partido político, no se abocan a la lucha electoral, no se lucha para tomar el poder. La otra certeza que en cada nueva palabra pública se repite es que la propuesta ya no está en manos del zapatismo, sino que ahora corresponde única y exclusivamente a quienes integran el Congreso Nacional Indígena.

Dice el Sub Galeano, que cuando el Subcomandante Insurgente Moisés le dijo que tenía que hacer esta explicación, le preguntó cómo debía hacerlo y la respuesta fue “Muy sencillo. Cuéntales lo que pasó”.

Así que eso hizo y eso haremos.

Ver comunicado completo aquí